Pizza keto de coliflor

PARA 2 PERSONAS

PARA LA BASE DE COLIFLOR:

  • 600 g de coliflor (una pequeña aprox.)
  • 50gr de parmesano / mozarella rallada, o una mezcla de las dos
  • ¼ de taza de harina de almendras
  • 1 huevo grande, campero porfavor.
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 pizca de pimienta
  • ½ cucharadita de sal del Himalaya
  • ¼ de cucharadita de ajo en polvo

PARA LA SALSA DE PIZZA:

PARA LA COBERTURA:

  • Mezcla un par de quesos diferentes. Puedes usar tus favoritos. Mozarella fresca o en lonchas, havarti, provolone, queso feta o de cabra marinado demenuzado, etc
  • ¼ taza de aceitunas kalamata sin hueso (si no pusiste el paté en la base)
  • 1 puñado de tomates cherry partidos por la mitad
  • Unas hojas de albahaca
  • Chile en escamas (opcional)
  • Una vez fuera del horno:
  • 1 puñado grande de hojas de rúcula
  • Un par de lonchas de mortadela de bolonia (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra, para rociar
  • Piñones tostados (opcional)

(Puedes comprar los ingredientes pinchando en el link)

Pizza keto de coliflor

Esta pizza de coliflor es una opción maravillosa para hacer una base de pizza sin gluten, la mezcla con el generoso puñado de queso hace queden los bordes crujientes. Lamento deciros que si no tenéis la suerte de tener un paté de aceitunas negras casero cómo el que me hizo mi madre con las aceitunas de su pueblo, nunca os va a quedar igual. Pero podréis acercaros! Venga, a disfrutar de esta delicia, sin el hinchazón y la pesadez que a mí por lo menos me produce una pizza convencional.

INSTRUCCIONES

  1. Coloca una bandeja de hornear invertida a 200º / 220°
  2. Forra una bandeja para pizza con papel de hornear y pincela con aceite o utiliza un tapete de silicona.
  3. Pon agua a hervir en una cacerola grande y prepara un colador cubierto con una muselina de algodón, un paño de cocina limpio o una bolsa para hacer leche vegetal.
  4. Coloca la coliflor en un procesador de alimentos y mezcla hasta que esté picada en granos pequeños. En la thermomix son aproximadamente 10s a velocidad 5. Si no tienes picadora tendrás que rallarla.
  5. Hierve la coliflor durante 1 ó 2 minuto, lo ideal es que se mantenga firme pero que no esté completamente cruda. También puedes meterla en el microondas a máxima potencia durante 6 ó 7 minutos o saltearla en la sartén hasta que suelte el agua.
  6. Vierte en el colador preparado y déjalo en la pila para que escurra y se enfríe un poco.
  7. Mientras puedes ir preparando el resto de ingredientes.
  8. Envuelve la coliflor en la muselina, el paño de cocina, o la bolsa de leche y escurre el exceso de líquido tanto como puedas. Cuanto más exprimas, más crujiente y firme quedará la pizza.
  9. Coloca la coliflor escurrida junto a los demás ingredientes en un bol y mezcla bien para combinar. Coloca la mezcla en el centro de la bandeja forrada y presiona con las manos o una espátula para hacer una base lo más fina y uniforme que puedas. Puedes colocar otro papel de horno encima y ayudarte con un rodillo o botella.
  10. Coloca la bandeja para pizza sobre la bandeja para hornear volteada y hornea durante 15-20 minutos, hasta que los bordes estén dorados y crujientes.
  11. Unta los ingredientes de la salsa sobre la base. Añade el resto de ingredientes y termina con las escamas de chile. Cocina durante 10 minutos más o menos o hasta que el queso se funda y comience a dorarse.
  12. Retirar del horno, cubre con la rúcula, los trozos de mortadela de bolonia, espolvorea unos piñones y rocía con aceite. Corta para servir y disfruta!